LOADING

10 errores de SEO que no puedes cometer en 2020

Internet no deja de evolucionar y sorprendernos con mejoras y nuevas funcionalidades. Pero si hay un ámbito en Internet donde los cambios son la constante, ése es el SEO. Para alcanzar o mantenerse en los primeros puestos de los resultados de búsqueda, hay que estar al día con estos cambios. Los errores de SEO pueden ser fatales y llevar a tu web al desastre. Es el pan nuestro de cada día de los que nos dedicamos al posicionamiento.

Aprovechando que el año está acabando, he querido hacer una recopilación de los errores de SEO que no podrás cometer en 2020 si no quieres ganarte alguna penalización. Así que vamos al lío.

1. Seguir aplicando antiguas técnicas de SEO

Google no deja de desarrollar mejoras en su algoritmo que lo hacen cada vez más inteligente. Con las últimas actualizaciones, es capaz de analizar y comprender mejor el contenido de tu sitio. Mediante técnicas de machine learning, Google puede entender mejor el contexto de una frase y dar resultados que se ajustan mejor a la intención de búsqueda. Esto hace que puedas posicionar incluso palabras clave que no has incluido directamente en tu contenido.

Algunas técnicas de SEO anticuadas, como el relleno con palabras clave (keyword stuffing), han dejado de ser útiles. Ya no es necesario que intentes meter con calzador todas las posibles frases con las que podrían encontrar tu web. Si lo haces, es más que probable que acabes llevándote una penalización.

2. No usar datos estructurados

Cuando estás compitiendo con los mejores resultados, los que aparecen en la primera página de Google, no vale con que hayas hecho los deberes en cuanto a SEO. Tienes que diferenciarte para conseguir el tan ansiado click. Quizá te hayas fijado en que algunos resultados aparecen destacados. ¿Te has preguntado cómo consiguen algunas páginas aparecer en una posición privilegiada? La respuesta es, los datos estructurados.

Los datos estructurados consisten en un conjunto de meta etiquetas que dan un contenido semántico a tu página web. Con ello los buscadores entienden mejor si, por ejemplo, tu contenido responde adecuadamente a la pregunta formulada por algún usuario.

Gracias a los datos estructurados, tu web puede aparecer incluso por encima del primer resultado de la búsqueda. Además, tu resultado aparecería en lo que se denomina Featured Snippets, por lo que se vería en un formato destacado del resto de resultados y llamaría mucho más la atención de los usuarios.

3. Centrarse en el texto

Hay vida más allá del contenido escrito. Por si no te habías dado cuenta, los videos llevan ya unos años y la tendencia es que en los próximos años siga en alza. El contenido en video tiene varias ventajas con respecto al texto: es un formato muy atractivo para casi cualquier segmento de la población, te permite conectar de una forma mucho más emocional con tu público y resulta más cómodo de consumir en dispositivos móviles. Por eso la gente prefiere ver vídeos antes que cualquier otro formato de contenido. Y ésta es la razón principal de la popularidad de YouTube (con alrededor de 1.900 millones de usuarios activos en 2019).

Seguro que te has dado cuenta de que los videos aparecen en los resultados de búsqueda de Google. ¿Te cuento un secreto? El contenido en video está mucho menos competido y por eso tarda menos tiempo en aparecer en Google que el contenido de texto. Además, si utilizas YouTube como plataforma para tus vídeos te vas a beneficiar de dos cosas: estar en una de las redes sociales con más crecimiento (actualmente es la segunda más consumida, después de Facebook) y, al ser de Google, tus vídeos posicionarán mucho más rápido.

Si el video no te convence, debes saber que Google también ha empezado a añadir podcasts en sus resultados. Recuerda: estos dos formatos de contenido van a seguir creciendo en 2020 y son menos competitivos que el contenido en texto. Si quieres posicionar tu marca y diferenciarla de tus competidores, te recomiendo que no te centres solo en los artículos en tu blog y des el paso.

4. Ignorar el SEO Local

Google se ha convertido en la principal fuente de información para usuarios y consumidores. No es solo un escaparate para grandes empresas. Los negocios locales también pueden sacar partido y atraer clientes dentro de su zona aprovechando las ventajas del posicionamiento web.

Si tienes un negocio, trabajar el SEO local debería ser tu prioridad para 2020. Posiciona palabras clave de tipo long tail para aparecer en búsquedas más concretas. Se más específico y céntrate en los contenidos que interesan a tu audiencia local. También debes crear una cuenta en Google My Business y publicar los datos de tu negocio para aparecer tanto en la búsqueda de Google cuando un usuario busque negocios como en Maps.

5. Olvidarse de las personas

Recuerda en todo momento que tu público son las personas y no los buscadores. Se trata de uno de los errores de SEO más básicos. Cuando posicionamos una web a veces nos centramos en lo que quiere Google en vez de en los usuarios. Pero el fin último del posicionamiento orgánico es aparecer en los resultados de búsqueda para atraer usuarios reales que se acaben convirtiendo en tus clientes. No al revés. De lo contrario estarás malgastando tiempo, dinero y esfuerzo en conseguir un montón de visitas para nada.

Así que, cuando te preguntes qué estrategia te ayudará a posicionar más rápido, piensa primero si de verdad estás ofreciendo algo que merezca la pena a tus potenciales clientes. Y con esto en mente, deberás tomar las mejores decisiones para llegar a tu público.

6. No optimizar para móviles

Las estadísticas hablan por sí solas: alrededor de un 87% de la población española usa habitualmente Internet en el móvil. De hecho, hay más gente que usa un smartphone que un ordenador. De ellos, un 85% usa aplicaciones de mensajería, un 82% ve vídeos en el móvil y un 75% lo usa para encontrar sitios cercanos. No tener una web optimizada para móviles hoy en día es uno de los errores de SEO más críticos, ya que Google no indexará tu web para las búsquedas desde estos dispositivos. Y esto significa que no vas a llegar a una parte importantísima de tu público objetivo.

Comprueba que tu página web tiene un diseño responsive y que no tiene ningún problema de usabilidad en dispositivos móviles. Además, el formato AMP para artículos y noticias va a dejar de ser un plus para ser un must. Asegúrate de que tienes una versión AMP de tu sitio web y de que cumple los estándares . La mayoría de CMS tienen plugins o addons que te permiten automatizar todo el proceso. Si usas WordPress, aquí tienes varios plugins para implementar AMP en WordPress de forma rápida y segura.

7. Desaprovechar los Rich Snippets

Seguro que te has fijado que algunos resultados muestran elementos destacados, como la valoración de los usuarios, o los precios de los productos. Como podrás imaginar, esto llama mucho la atención y ayuda a que los usuarios hagan click en tu enlace.

Cómo usar Rich Snippets para mejorar el SEO

Esto se consigue con los fragmentos enriquecidos o Rich Snippets, otra funcionalidad de los datos estructurados de los que te hablaba antes. Si no lo has hecho ya, te recomiendo que los incluyas en tu sitio web. Es una forma muy fácil y rápida de aumentar tu tasa de conversión (CTR).

8. No prestar atención a la velocidad

La experiencia del usuario es importante, no solo porque queremos que nuestros visitantes se encuentren cómodos usando nuestra web, sino porque también es un factor de SEO. Desde hace tiempo Google tiene en cuenta factores como la velocidad de carga para determinar qué sitios ofrecen una mejor experiencia del usuario. Una web lenta hará que bajes posiciones rápidamente.

Para evitarlo, lo más importante es contar con un buen hosting o servidor que tenga un tiempo de respuesta bajo y que permita la compresión gzip. Además, no está de más contar con un servicio de CDN que nos ayude a servir la página más rápido. También te recomiendo instalar algún plugin de caché y, sobretodo, reducir el tamaño de las imágenes.

9. Descuidar los enlaces

Una buena estrategia de link building no solo te proporcionará un tráfico de visitas cualificadas, sino que también te ayudará a posicionar. A través del enlace vas a recibir parte de la autoridad del sitio, lo cual mejorará tu SEO. Una buena forma de conseguir enlaces entrantes es escribir posts invitados en otros blogs de tu temática. También puedes pedir a otros sitios que enlacen a tu contenido, aunque tendrás que dar algo a cambio.

Si tienes un e-commerce o un negocio local que vende artículos, puedes colaborar con webs que publiquen reseñas. Pide que pongan un enlace a la ficha del producto que están reseñando. A cambio, puedes ofrecer descuentos especiales para fidelizar a sus usuarios. Los enlaces de afiliación también son una excelente forma de conseguir backlinks.

Es importante que busques dominios con una buena autoridad, pero sin pasarse. Hoy en día las estrategias agresivas, como los intercambios de enlaces, están muy penalizadas. Así que te recomiendo que sigas estas pautas para construir tus enlaces.

10. Mantenerse al día con los cambios

Como dije al principio de este artículo, el SEO es un campo que cambia constantemente y lo que hoy es válido, mañana podría ser un error fatal. Si te pierdes una actualización importante, podrías recibir una penalización y perder posiciones en los resultados de búsqueda.

Es importante que te mantengas al día con los últimos cambios y actualizaciones de los algoritmos para no cometer errores de SEO.

Y tú, ¿conocías todos estos errores de SEO? ¿Crees que me he dejado alguno importante?

Social Shares

Related Articles

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar