LOADING

Como hacer de tu web un sitio internacional

Aunque la mayoría de sitios web de empresa son relativamente pequeños y no tienen planes de expansión internacional, las posibilidades que ofrece Internet en ese sentido puede ser una solución en tiempos de crisis. En los tiempos que corren, algunas empresas están pensando seriamente abrirse a nuevos mercados internacional.

Lo primero que quiero que quede claro es que no es algo fácil de llevar a cabo, ni que se haga de un día para otro. No quiero que nadie se Requiere mucha planificación, pero se puede hacer con una inversión relativamente baja. Al menos, en este aspecto, WordPress te pone las cosas un poco más fáciles.

Abrirse a nuevos mercados como solución

La naturaleza de la venta online no es algo limitado a los negocios puramente digitales. Muchos sectores pueden disfrutar de las ventajas de ampliar su alcance, como:

  • Aumentar ventas en mercados potencialmente más propensos. Si tu mercado nacional o local se ha visto afectado y estás perdiendo ventas, lanzarte a otras regiones puede ser una muy buena opción.
  • Escalar tu negocio. A veces empiezas con una idea en mente y te das cuenta de que tu ciudad o región se te queda pequeña. Si ves que tu mercado se ha vuelto muy competitivo, ¿por qué no explorar más allá?
  • Minimizar costes gracias a las economías de escala. Al tiempo que consigues vender más, puedes reducir costes si aprovechas al máximo la infraestructura que ya tienes. Así, las ventas aumentan más que los costes.
  • Aprender de otras culturas. No todos los beneficios de una expansión internacional iban a ser económicos. También puede servirte para enriquecer tu empresa con talento externo. Otras formas de hacer las cosas puede ser muy beneficioso.

Internet es un fenómeno mundial que nos une a todos. Prácticamente no hay límites cuando se trata de compartir contenido en línea. Cuando has creado un sitio web, al que has dedicado tiempo, dinero y esfuerzo construyendo, lo normal es que quieras que llegue al mayor número de gente posible. Pero ampliar las fronteras más allá de tu público local, al que ya conoces, requiere tomarse tiempo para llegar a conocerlo bien y adecuar tu estrategia a sus necesidades y características.

A continuación te dejo algunos consejos prácticos para hacer de tu sitio web un auténtico escaparate internacional. También encontrarás una lista de plugins para WordPress que te facilitarán el trabajo.

4 consejos para una expansión internacional

Adaptar tu contenido

La base de un sitio web internacional es la trascendencia de su contenido. Normalmente, cuando te expandes dentro de una región geográfica delimitada, como ocurre dentro del mismo país, no es necesario hacer grandes cambios. Pero si quieres llegar a personas con una lengua y una cultura distinta a la tuya, tendrás que hablar su mismo idioma.

Y no vale con la mera traducción de los textos, sino que requiere un proceso de adaptación del significado, la intención y el contexto a las características de tu nuevo público. Es importante asegurarse de que el significado de tu contenido no cambie cuando se traduzca a otro idioma y pueda transmitir un mensaje equivocado. Los choques culturales pueden darse cuando se trata de la expansión internacional de cualquier tipo.

Si la gente no puede entender el contenido de tu sitio web, no puedes esperar mantener su interés durante mucho tiempo. En la misma línea, las traducciones inexactas lejos de arreglarlo, lo empeoran. La mejor opción es encontrar un redactor de contenidos que pueda elaborar la copia en un idioma específico para obtener un contenido de mejor calidad orientado a ese nuevo público.

Evitar las opciones rígidas localizadas

Algunos sitios web eligen el dominio y el idioma del sitio web por defecto basándose en el seguimiento dinámico de la Geolocalización IP. Otros no tienen una configuración local rígida y permiten que los usuarios accedan a sus sitios web desde cualquier lugar. Si pretendes llegar al mayor número posible de clientes potenciales, esta opción es la mejor. No importa el país desde el que entran en tu sitio web, se puede acceder a él sin limitaciones de ubicación.

Evitar utilizar texto en las imágenes

Un problema muy común al que se enfrentan muchos sitios web cuando se plantean dar el salto internacional es qué hacer con las imágenes que contienen texto. Ningún traductor o software que se ejecuta en un sitio multilingüe puede traducir el texto que contienen las imágenes, principalmente porque no es texto como tal.

La opción más sencilla y rápida es evitar usarlo y utilizar la misma imagen para todos los idiomas. Pero si no puedes, o no quieres, eliminar el texto de las imágenes, tendrás que editarlo para que se muestren distintas imágenes con el texto en cada idioma.

Localizar los factores de compra y envío

Siempre que tu sitio web esté enfocado en la venta, sea de productos físicos o de software como un servicio (SaaS) que no requiere ningún tipo de envío, tu proceso de compra debe ajustarse a las caracterísicas locales. Estoy hablando de aspectos tan importantes como los envíos, el método de pago, los impuestos que son de aplicación en la localización geográfica del cliente…

Si vendes productos con envío, es importante informar al comprador acerca de las opciones de envío internacional. Es muy posible que el cliente no se decida a comprar si no está seguro de que el producto pueda enviarse a su dirección local. También es conveniente que el usuario pueda comprobar los gastos de envío y los impuestos antes de realizar la compra. Estarás de acuerdo conmigo en lo desagradable que resulta ver que se te ha incrementado el precio justo cuando vas a pagar (o peor aún, cuando ya has aceptado el pago).

Adapta tus formas de pago

Las opciones de moneda son fundamentales para que los usuarios den el paso final para realizar la compra. Existen plugins de WordPress para permitir que se muestren y se escojan múltiples monedas.

Por último, es conveniente que adaptes tus métodos de pago a la cultura local de tus clientes. A veces, las personas de diferentes lugares se sienten más cómodas con distintos métodos de pago.

En cuanto a los trámites administrativos, infórmate bien de todos los requisitos legales e impuestos que debas aplicar a tus clientes. Por ejemplo, si vendes servicios dentro de la Unión Europea, debes cargar el tipo de IVA que resulta aplicable en el país de residencia del comprador. Si envías productos transfronterizos, ten en cuenta los trámites aduaneros. Para evitar quebraderos de cabeza, consulta con tu asesor fiscal sobre los requisitos legales.

Social Shares
0 0 voto
Valora este post
Suscribirse
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar