LOADING

Guía completa de Marketing de Contenidos

Marketing de contenidos

Cuando hablamos de las distintas disciplinas del Marketing Digital tenemos la sensación de que se trata de cosas aisladas. Pero una estrategia de marketing debe ser integral y coordinar los esfuerzos en los diferentes canales para lograr tus objetivos.

Incluso entre canales online y offline. Aunque aquí hablaré solo de medios digitales (al fin y al cabo, esto es un blog de marketing online), la estrategia de marketing debería unificarse para todos los canales.

Un claro ejemplo de lo que digo lo encontramos en el Marketing de Contenidos, el cual debería englobar no solo la generación de contenidos de valor, sino también la publicación y difusión de estos (SEO, SEM, redes sociales, etc).

En esta guía voy a descifrar algunos aspectos que deberías tener en cuenta cuando elabores tus contenidos, al mismo tiempo que los optimizas para facilitar el posicionamiento orgánico y su difusión.

¿Qué es el Marketing de Contenidos?

Según el Content Marketing Institute, el Marketing de Contenidos puede definirse como:

Un enfoque estratégico del marketing centrado en la creación y distribución de contenido relevante, oportuno y coherente para atraer y retener a un mercado claramente identificado y, finalmente, generar acciones rentables de los clientes.

En otras palabras, el Marketing de Contenidos trata de entender qué necesidades o problemas tienen tus potenciales clientes y ofrecerles información valiosa, con el fin de atraerlos y convertirlos en clientes para tu empresa.

Es posible que la definición te suene un poco. Eso es porque el Marketing de Contenidos es una estrategia dentro de lo que denominamos Inbound Marketing (o marketing de atracción). De hecho, ambas comparten el mismo objetivo.

Para mí, el Marketing de Contenidos debería ser el eje central de todas las acciones de Inbound Marketing que realizamos para una marca. Si todo esto te parece un poco confuso, no te preocupes. Enseguida entenderás a lo que me refiero.

De la definición anterior, quiero resaltar tres palabras que, en mi opinión, son los pilares fundamentales de cualquier estrategia de contenidos:

  • Relevante. Si quieres atraer la atención del usuario, tienes que ofrecerle un contenido que considere útil y valioso. De lo contrario, no te prestará atención. Más adelante veremos que conocer al usuario es el punto de partida de toda estrategia de marketing.
  • Oportuno. Además de ser relevante, debes ofrecer el contenido en el momento oportuno. Es decir, justo cuando el usuario esté buscando algo, debes ponérselo en bandeja. La técnica del Lead Nurturing es tu mejor aliada en este sentido.
  • Coherente. Toda la estrategia de contenidos debe ser coherente, no solo en sí misma, sino también con los objetivos que te plantees y la imagen de tu marca.

Pues bien, ahora que ya sabes un poco de qué va el Marketing de Contenidos, vamos a ver cuáles son los aspectos clave que debes tener en cuenta cuando empieces con tu estrategia.

10 claves para optimizar tu estrategia de contenidos

Comprende qué busca el usuario

Antes de decidir el tema sobre el que vas a desarrollar tus contenidos, párate y piensa. ¿Cuál es la razón de ser del Marketing de Contenidos? La respuesta debería ser: atraer al usuario, aportándole valor, para crear un vínculo con él y acabe convirtiéndose en cliente de tu empresa.

Una estrategia de contenidos efectiva debe comenzar con un análisis de las necesidades de tus usuarios. Una vez hayas determinado qué es lo que tu audiencia está buscando (y cómo lo está buscando), es cuando debes ponerte manos a la obra y desarrollar tu contenido.

  • Conoce a fondo a tu público objetivo. Para ello es muy importante que investigues más allá de sus intereses y conozcas sus gustos y preferencias, qué cosas les preocupan y cómo puedes resolver sus problemas.
  • Utiliza esta información para diseñar tu buyer persona, un especie de avatar de tu cliente ideal. Es conveniente que elabores un perfil completo y te centres en él.
  • Las redes sociales son una excelente fuente de información acerca de tus usuarios. Mantén siempre una buena comunicación con tu comunidad online y sabrás qué es lo que quieren y esperan.

Usa información verídica

Vivimos en una sociedad saturada de información. Que todo el mundo diga algo no significa que sea cierto. Comprueba que tus fuentes de información son fiables y que los datos están contrastados. Muchas veces habrás leído más de un artículo que pone tal y cual dato o estadística. No te dejes llevar por los números impactantes.

Además, las cosas casi nunca son blanco o negro. Normalmente hay diversidad de opiniones. Cuando trates un tema especialmente controvertido, es conveniente mostrar todos los puntos de vista. Luego puedes mostrarte más ambiguo o apoyar aquellas ideas que consideres acertadas.

  • Realiza una investigación previa sobre el tema que quieras tratar. No te quedes con el primer artículo que leas, consulta diversas fuentes para tener una visión más general.
  • Al redactar tus contenidos, básate en datos verídicos y utiliza argumentos que apoyen tu punto de vista y que también sean coherentes con la imagen que quieres proyectar.
  • Cuando des una opinión personal, nunca uses un lenguaje demasiado directo ni expresiones que puedan resultar ofensivas. Recuerda que se trata de tu punto de vista y otras personas pueden no compartir tus ideas.

De esta forma, no solo darás más información a tus usuarios sobre el tema que estás tratando, sino que también ofrecerás una imagen más profesional.

Puede que te resulte difícil de creer, pero enlazar a tus fuentes es una excelente forma de dar mayor credibilidad y veracidad a tu contenido. Sobretodo si se trata de sitios con buena reputación. Además, citar y enlazar a las fuentes de tu contenido mejorará tu SEO al tener un buen perfil de enlaces salientes.

Añade valor a lo que ofrece tu competencia

Copiar contenido no solo está mal visto, también está gravemente penalizado por Google. Y aunque siempre puedes cambiar algunas frases para que no te pillen, no tiene ningún sentido copiar sin más.

Si vas a escribir un artículo sobre un tema del que otros ya han publicado, añade algo de valor o dale otro enfoque distinto. Mejora la oferta de tu competencia si quieres que tu contenido destaque del resto.

  • El contenido visual, especialmente el vídeo, está ofreciendo unos resultados muy buenos. Si tu competencia aún no utiliza este formato, aprovecha para llevarles la delantera.
  • Una excelente manera de darle a tu contenido un toque personal es mediante un caso de estudio en el que enfoques el problema desde tu propia experiencia, con mediciones y datos que hayas obtenido, para sacar alguna conclusión.
  • También puedes realizar un artículo reuniendo y enfrentando las ideas de otros profesionales sobre el tema a tratar.
  • Un contenido que funciona muy bien últimamente son los rankings o listados.

Utiliza un lenguaje acorde a tu audiencia

No solo ofrezcas a tus usuarios el contenido que están buscando. Si quieres que te lean, también deberás ponérselo fácil. Es decir, usa un lenguaje adecuado a tu audiencia.

Cuando te dirijas a un público profesional, podrás escribir con una jerga específica de este sector. Pero si tus usuarios no son expertos en la materia, lo más probable es que no entiendan tus contenidos y los encuentren de poco valor.

Escoge las palabras clave adecuadas

Crear un contenido impactante y que atraiga sin tener en cuenta el SEO es inútil, porque no va a llegar a tu audiencia. De la misma forma, hacer SEO sin un buen contenido no tiene sentido, porque no consigues aportar valor al usuario. Como decía antes, estas dos estrategias deben ir de la mano.

[ctt template=”3″ link=”kRr9_” via=”yes” ]Un buen contenido necesita el SEO como medio para destacar entre tanta información disponible en internet.[/ctt]

Pero empezar a hacer SEO una vez creados los contenidos es una mala decisión. Luego deberás modificar el contenido para adecuarlo al SEO. Y tener que editar todo supone una enorme carga de trabajo.

La mejor opción sin duda es comenzar con un análisis de palabras clave acordes a la temática de tus contenidos. Una vez seleccionadas las palabras clave, empieza a crear tus contenidos para incluirlas.

  • Escoge las palabras clave adecuadas a tus contenidos. No te dejes engañar solo por aquellas que ofrecen muchas visitas. A veces es mejor usar palabras clave con menos tráfico pero menos competidas y, por ende, más fáciles de posicionar.
  • No inundes tu contenido con una sola palabra clave. Esta práctica se conoce como keyword stuffing y, además de estar penalizada por Google, no queda nada bien. Si ves que estás saturando el texto con la palabra clave principal, utiliza sinónimos u otras palabras clave relacionadas.
  • Haz un uso natural de las palabras clave. Sé que esto es difícil de medir. Mi consejo es que escribas con naturalidad, sin forzar.

Busca palabras clave long tail, con un número adecuado de búsquedas pero menos competidas. Dependerá del sector en el que te encuentres, será mejor centrarse en términos más largos y específicos.

Utiliza párrafos y encabezados

En ocasiones, cuando leemos un artículo, echamos un vistazo rápido por la información para seleccionar aquella parte que más nos interesa. Separando el texto en párrafos y títulos, harás que sea mucho más sencillo de escanear y facilitarás al usuario encontrar lo que está buscando.

Por último, y aunque resulte más que evidente, asegúrate de que no cometes errores ortográficos o gramaticales. A veces es inevitable. Pero revisando el texto antes de publicarlo podemos evitar que se nos cuele más de un gazapo.

  • Antes de escribir, haz un esquema con los puntos clave que quieres tratar y organízalos a modo de índice.
  • Procura que sigues una estructura jerárquica (H1, H2, H3…) sin saltarte ningún nivel.
  • Es importante que cada página tenga solo un único H1, preferiblemente el titulo del post o página.

Implementa SEO técnico

Optimizar una web para posicionar en buscadores es algo más que añadir unas cuantas palabras clave. Hay otros aspectos, como la velocidad de carga o el enlazado interno, que pueden afectar y mucho a la experiencia del usuario. Y ya se sabe que a Google le preocupan mucho los usuarios.

  • Asegúrate de que tu web se ve bien en dispositivos móviles.
  • Controla y optimiza la velocidad de carga de tu página.
  • Diseña un buen enlazado interno, conectando aquellas partes de tu página que pueden añadir todavía más valor al usuario. Puedes empezar por enlazar artículos relacionados. Además, el enlazado interno puede ayudarte mucho al posicionamiento orgánico.
  • Crea un sitemap y mantenlo siempre actualizado con los nuevos contenidos.

Difunde tus contenidos

Una de las razones por las que generas contenidos es para que la gente los lea, ¿verdad?

Da igual si tus objetivos son aumentar tus ventas, crear marca personal. Te interesa y mucho conseguir la máxima difusión. Solo así harás llegar tu mensaje a tu audiencia.

[ctt template=”3″ link=”r3Pde” via=”yes” ]Crear un contenido excelente sin que nadie lo lea, no sirve de nada.[/ctt]

Aunque es muy importante atraer tráfico orgánico, lo ideal es combinar el SEO con una estrategia de difusión en redes sociales. Incluso puedes considerar la opción de invertir en publicidad online para alcanzar a tu público cuando realiza búsquedas o visita determinados sitios web.

  • Selecciona los canales de difusión que mejor se adecuen a tus contenidos. Muchas veces pensamos que la mejor estrategia es el posicionamiento orgánico y descuidamos otros canales que podrían aportarnos mejores resultados.
  • Desarrolla tu presencia en redes sociales, pero ten en cuenta las posibilidades que ofrece cada una de ellas y decide cuál es mejor.
  • La mejor manera de asegurarte el éxito en la difusión de tus contenidos es diseñar e implementar un Plan de Social Media Marketing.

Hazlo fácil de compartir

Compartir y publicitar tus artículos en las redes sociales es un gran paso, pero puedes aumentar todavía más su visibilidad si logras que otros usuarios los compartan en sus perfiles o grupos. De esta forma, tus esfuerzos por difundirlos se multiplican.

En Social Media los denominamos earned media (medios ganados), y aportan una gran ventaja al multiplicar la cantidad de público que ve tus contenidos sin el coste adicional de la publicidad. Lo verás más claro con un ejemplo:

  • Utiliza títulos atractivos para llamar la atención del usuario y hacer que comparta.
  • Usa imágenes y videos. La interacción social es mayor cuando los contenidos se apoyan en recursos visuales.
  • Invita a compartir mediante CTAs. Coloca botones de compartir en zonas bien visibles de tus contenidos para que los usuarios puedan publicarlos directamente en sus redes sociales.

Mantén a tu audiencia

Si volvemos a la definición de Marketing de Contenidos, verás que habla de atraer y retener. Pues bien, existen muchas formas de mantener a tu audiencia interesada en tu marca.

Una de las que mejores resultados ofrece es sin duda el Email Marketing. Para mí, es fundamental apoyarse en una newsletter para afianzar esa relación que has empezado con tu potencial cliente a través de otros canales.

  • No te limites a enviar cada semana un boletín de las nuevas publicaciones de tu blog. Crea contenidos exclusivos para tus seguidores, como ebooks, tutoriales…
  • Crea una base de datos bien segmentada y ofrece contenidos adaptados a los gustos y preferencias de cada usuario.

Conclusión

Una estrategia de Marketing de Contenidos efectiva empieza con una buena planificación. Es necesario conocer al destinatario de los mismos, y ofrecer una propuesta de valor según sus intereses. Pero además de generar contenido, hay que difundirlos para llegar al máximo número de usuarios posible.

Recuerda que el objetivo es atraer (SEO, redes sociales, publicidad online) y retener (lead scoring, nurturing, mailing) a tu audiencia.

Espero que este artículo te haya convencido de que desarrollar una estrategia de contenidos es clave para alcanzar tus objetivos de marketing. O al menos te sirva de inspiración.

Social Shares
0 0 voto
Valora este post
Suscribirse
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar