LOADING

Guía de SEO On Page: Los factores clave para mejorar tu posicionamiento

Guía de SEO On Page y posicionamiento

A pesar del auge inicial de las redes sociales, la búsqueda orgánica es hoy en día la principal fuente de tráfico web (con alrededor de un 35% en 2017). Por ello, para mejorar el posicionamiento SEO y procurar que tu web sea fácil de indexar, el SEO On Page es tu principal aliado.

Si te estás preguntando qué es el SEO On Page, no te preocupes. En esta guía completa voy a explicarte cómo funciona y cuáles son los principales factores que afectan al posicionamiento orgánico. Además, te daré algunos trucos para que te resulte muy sencillo hacer que tu web indexe mejor.

¿Qué es el SEO On Page?

Con SEO On Page nos referimos a los factores internos de una web que, de forma directa o indirecta, afectan al posicionamiento SEO de la misma. Es decir, hablamos de aspectos como el diseño, el contenido o el rendimiento del sitio web.

A diferencia de los factores Off Page, que no dependen de nosotros (como los enlaces externos), es posible mejorar el posicionamiento SEO On Page de una forma rápida y eficaz. No importa si estás empezando o ya tienes un sitio web activo; siempre estás a tiempo de mejorar tu SEO interno. Ésta es su principal ventaja y la razón por la que es muy importante que te tomes muy en serio cuidar estos factores que te voy a enumerar más adelante.

¿Cómo afecta el SEO On Page a mi posicionamiento?

Cuando hablo de SEO On Page me refiero a aquellos factores que influyen positivamente en la indexación de un sitio y, por tanto, al SEO de una web. Pero esto no quiere decir que no existan otros factores para posicionar, incluso más importantes. Por mucho que mejores la velocidad de tu sitio o la descripción, al final es el conjunto lo que importa.

No quiero entrar en cuestiones técnicas sobre cómo indexan los robots de Google u otros buscadores. En este post quiero ser más práctico. Pero si tienes curiosidad, echa un vistazo a este video en el que nuestro amigo Matt Cuts nos lo explica de forma sencilla:

Como decía, no me quiero enrollar demasiado con aspectos técnicos, así que vamos a ver cómo funcionan los distintos factores del SEO On Page y cómo mejorarlos con algunos ejemplos.

Factores de SEO On Page

A continuación vamos a ver en detalle los factores de SEO On Page que te ayudarán a mejorar el posicionamiento web. No son los únicos pero sí los más importantes a mi juicio. En cada uno de ellos me pararé a comentar en qué consisten y cómo te pueden ayudar.

1. Título y Meta Title

Es lo primero que vemos de una página, incluso antes de acceder a ella. El título y la descripción que se muestra en la página de resultados de búsqueda son nuestra primera y única oportunidad de impactar en el usuario y es un factor sumamente importante en nuestro posicionamiento SEO.

Ahora bien, por título podemos entender dos conceptos muy diferentes:

Por un lado, lo que se conoce como título SEO o meta title. Se trata de una etiqueta meta que contiene el título que aparece en la barra superior de la ventana o pestaña del navegador. Es el que utilizan los buscadores para mostrar nuestra web en la página de resultados, de ahí que sea esencial para el posicionamiento.

En el título SEO o meta title no deberás sobrepasar los 60 caracteres aproximadamente (de lo contrario se verá cortado en la SERP). En esa longitud de texto es conveniente que uses las palabras clave que quieras posicionar.

Por otro lado, el título propiamente dicho de un artículo o post. Sería como el titular de una noticia, el encabezado principal o H1 de nuestra página. En este caso no hace falta impactar en el usuario, pero es conveniente presentar el tema del artículo en cuestión.

Estos dos títulos no tienen porqué coincidir. De hecho, es recomendable seguir distintas pautas. El título del post puede ser más largo, aunque tampoco conviene excederse. Lo ideal es que sea claro y conciso.

2. Meta descripción

Junto con el título, los buscadores muestran un pequeño resumen o descripción de nuestro sitio. Es lo que se incluye en la etiqueta meta description. Aunque a simple vista no parezca un factor muy relevante, en realidad puede marcar la diferencia entre el clic o no.

Aprovecha este espacio para acabar de enganchar al usuario y aumentar la tasa de clic o CTR. Con una mayor tasa le estás diciendo al buscador que tu contenido gusta más, lo que a su vez te ayuda a posicionar más alto. Así que sí, es mejor utilizar una descripción llamativa que destaque la relevancia y las ventajas del contenido para atraer más visitas.

3. Velocidad de carga

En los inicios de Internet podías esperar a que las webs cargaran, pero en los tiempos que corren en que todo debe ser inmediato y con las conexiones cada vez más rápidas, nos hemos acostumbrado a que una página cargue en menos de 2 segundos. Con el auge de los móviles somos aún más exigentes. Así que si no quieres que los usuarios se vayan antes de ver nuestra página, tienes que controlar este factor.

Los buscadores saben lo que quiere el usuario y tienen muy en cuenta el tiempo de carga para el posicionamiento de una web. Si una página tarda demasiado en cargar el usuario volverá a la SERP. Así que, además de hacerte perder potenciales clientes, la velocidad de carga puede hacerte perder posiciones en los resultados de búsqueda.

Hay muchísimas herramientas que te permiten analizar la velocidad de carga de tu web. Una muy buena herramienta es Gtmetrix. Te da muchos datos sobre el proceso de carga y algunos consejos para mejorar los tiempos. Pero si hay una que te recomiendo encarecidamente que utilices Google PageSpeed Insights, ya que es la que te va a dar la mejor pista de lo que cuenta para este buscador.

¿Cómo mejoramos la velocidad de carga de nuestro sitio?

Arañar algunos milisegundos puede resultar complicado, sobretodo porque muchas mejoras son muy técnicas y casi siempre dependen del servidor donde tengas alojada tu web. Es algo que puede parecer complicado, sobretodo si no somos unos manitas de la informática. Pero no hay que alarmarse; es más sencillo de lo que parece. Sigue estos consejos y verás cómo reduces considerablemente la velocidad de carga de tu sitio.

  1. Contrata un hosting que cuente con los recursos que tu web vaya a necesitar.
  2. Utiliza un Content Delivery Network (CDN). Es un servicio que te permite dispersar tu sitio reduciendo la carga del servidor y el tiempo de carga.
  3. Si usamos un CMS, como WordPress, debemos comprobar que los plugins no estén ralentizando la carga de la página.
  4. Retrasa la carga de las hojas de estilo y los javascripts hasta que la página se haya cargado.
  5. Gestiona la caché de forma adecuada. En WordPress, uno de los mejores plugins que lo hace automáticamente es W3 Total Cache.
  6. Optimiza las imágenes. Si vas a colocar una miniatura, no subas un archivo de 1800×1440 píxeles. Más adelante te hablaré de las imágenes.

4. URLs amigables

Es otro factor del SEO On Page que puede mejorar mucho el posicionamiento de tu web. Las URL amigables son direcciones del tipo dominio.com/nombre-de-la-pagina. Además, colocar una palabra clave en la propia URL ayuda mucho a posicionar con ella.

Éste es uno de los aspectos que conviene tener en cuenta desde el momento de empezar. Con la web ya en marcha, puedes y debes cambiar a URLs amigables, pero va a resultar más complicado. Si alguien intenta acceder a través de la antigua URL, se le mostrará un error 404. Para evitar que Google te penalice por ello, puedes hacer redirecciones 301.

También es un factor que mejora la experiencia del usuario, ya que éste sabe a qué contenido está accediendo y es más fácil que recuerde la URL en un futuro. La mayoría de CMS ya integran las URLs amigables, pero hay que asegurarse de que están bien configuradas.

5. Sitemap e indexación (noindex – robots.txt)

El Sitemap es un archivo XML que contiene un índice de las distintas páginas para ayudar a los buscadores a indexar mejor tu sitio. Además, contienen información sobre archivos adjuntos, la fecha en que se modificó por última vez la página y las versiones.

Al entrar en tu dominio, los robots leerán el sitemap y sabrán de un simple vistazo cómo están organizadas las páginas. Es especialmente útil cuando algunas páginas se encuentran aisladas del site principal o no están bien enlazadas.

Aunque el propio Google recomienda su uso solo en sitios webs muy grandes (500 páginas o más), tener un sitemap no te va a penalizar nunca. Y en el momento en que tu web empiece a crecer, ya no tendrás que preocuparte por crearlo.

Es muy importante que incluyas tu sitemap en el archivo robots.txt y que lo envíes a las herramientas para webmasters de los buscadores (como Google Search Console). Verás como estas dos sencillas acciones van a repercutir de forma muy positiva en el SEO.

El archivo robots.txt te permite controlar la indexación de tus páginas. Es un simple archivo de texto que podrás crear y modificar directamente con cualquier editor de texto.

En él escribimos una serie de parámetros diciendo a los buscadores qué páginas pueden rastrear y a qué páginas no deben entrar.

Veamos un ejemplo muy básico de cómo funciona:
User-agent: *
Disallow: /privado/
Sitemap: https://ignaciopineda.com/sitemap.xml

Con el comando user-agent seleccionamos el tipo de robot para el cual se aplicarán las reglas siguientes. En este caso el asterisco * indica que se aplica a cualquier bot que visite la web. A continuación, bloqueamos el acceso a la carpeta “privado” mediante el comando disallow. De la misma forma, si queremos permitir el acceso solo a una subcarpeta dentro de “privado”, usamos el comando allow. Por último, indicamos a los buscadores la ubicación de nuestro sitemap. Como ves, algo bastante sencillo.

Una vez creado, lo subes a la carpeta raíz de tu sitio web en el servidor y listo.

6. Palabras clave

Es obvio que una de las cosas que debes hacer si quieres posicionar por una palabra clave es incluirla en el contenido. Pero tampoco vale colocarla de cualquier manera en el texto. Al final no se trata de hacer trampas para que los buscadores nos posicionen. Lo que queremos es atraer usuarios y fidelizarlos. Mi consejo es escribir con naturalidad, sin forzar la aparición de las palabras clave. Es importante incluir las keywords en el título de la página y algún otro encabezado de sección.

También es importante que utilices sinónimos y variaciones de la keyword principal. Además de evitar usar siempre la misma, diversificas las palabras clave por las que posicionas. De esta forma, amplías el abanico de búsquedas en las que puedes aparecer.

¿Hay alguna densidad de keywords óptima? No, no es que haya un número mágico ni mucho menos. El efecto que tenga sobre el posicionamiento el hecho de tener un 2% en vez de un 0,5% va a depender mucho de la palabra en cuestión y de lo competida que esté. Pero en el SEO todo es muy relativo. La mejor estrategia a largo plazo es crear contenido de calidad, bien estructurado y coherente.

7. Imágenes

Uno de los factores SEO estrechamente ligado con las imágenes es la velocidad de carga. Debemos prestar atención al peso de los archivos para evitar que ralenticen la carga de nuestra web. Como ya he explicado antes, optimiza el tamaño y la resolución para cada imagen.

En la mayoría de CMS existen plugins que te ayudan a optimizar el tamaño y el peso de las imágenes. Uno de los que yo uso en mis sitios de WordPress es Compress JPEG&PNG. Tiene muy buen ratio de compresión manteniendo una calidad excelente.

Sigue estos consejos a la hora de elegir el formato idóneo para las imágenes:

  • Si quieres incluir fotos e imágenes con muchos colores, utiliza JPG.
  • Si se trata de imágenes con fondo transparente, entonces es mejor que utilices el formato PNG.
  • Para formas más básicas con colores planos, usa formatos vectoriales como SVG, ya que son ligeros y se escalan perfectamente sin perder calidad.
  • Intenta evitar los GIFs animados.

Y por supuesto, no te olvides de añadir siempre un título y un texto alternativo a las imágenes mediante las etiquetas title y alt. Procura incluir también la palabra clave principal en el texto alternativo.

8. Etiquetado HTML del texto

Con etiquetado HTML me refiero a la forma en que está codificada la página y su contenido. Si no tienes idea de programación, no te preocupes porque no entraré en detalle. Básicamente hay que aplicar algunos principios del lenguaje HTML y semántica web para optimizar el contenido.

Vamos a quedarnos con 4 ideas clave:

  • Evita utilizar más de un h1 por página con el título de la misma. Procura incluir en él la palabra clave principal.
  • Sigue el orden en las secciones (h1, h2, h3… h6).
  • Las negritas ayudan a destacar las palabras clave dentro del texto. Asegúrate de usar la etiqueta strong en lugar de b (la primera es semántica, la segunda no).
  • Para evitar penalizaciones por contenido duplicado, no utilices demasiadas citas. Cuando lo hagas, acuérdate de etiquetar bien el texto citado de otras webs. Utiliza para ello blockquote.

9. Enlaces internos y externos

En otro post hablaba de la importancia de los backlinks o enlaces entrantes para el posicionamiento SEO. Aquí vamos a tratar los enlaces internos y externos, es decir, los enlaces a páginas dentro de tu mismo dominio y los que se dirigen a otras webs.

Los enlaces internos ayudan a posicionar las distintas páginas de tu sitio. Al igual que ocurre con los backlinks, se transmite la autoridad de unas a otras. Además, mejoran muchísimo el tiempo de visita y el porcentaje de rebote, ya que permiten al usuario seguir navegando por nuestra web.

Los enlaces externos enriquecen la experiencia del usuario, ampliando los contenidos con artículos de otras webs. Acuérdate de configurarlos para que se abran en una nueva ventana o pestaña del navegador.

10. Experiencia del usuario

Desde que los buscadores la tiene muy en cuenta, se ha convertido en uno de los factores SEO más importantes. Que los usuarios encuentren más fácilmente lo que buscan puede mejorar el posicionamiento web.

Imaginemos que un usuario entra en nuestra página y no encuentra lo que busca o tiene problemas para navegar por ella. Lo más probable es que salga inmediatamente.

Podemos enriquecer la experiencia del usuario mejorando aspectos como la usabilidad, el tiempo de carga, las imágenes… Y no solo nos beneficia en el posicionamiento web, también mejora nuestra tasa de conversión.

11. Optimización para móviles

Cada vez más usuarios acceden a Internet a través de dispositivos móviles. Puede parecer un aspecto poco importante, pero nada más lejos de la realidad. Si cuidamos la experiencia de un usuario que entra a través de su ordenador, ¿por qué no hacemos lo mismo con los usuarios móviles? Google ya tiene en cuenta la usabilidad móvil como factor de posicionamiento web.

Hoy en día la mayoría de plantillas para CMS como WordPress tienen un diseño responsive, por lo que no hay excusa para tener una web 100% optimizada para móviles. Además, contar con versiones AMP de las páginas mejora mucho el posicionamiento orgánico. Primero, porque AMP elimina muchos elementos de diseño que no se verían bien en una pantalla pequeña. Segundo, porque al quitar el javascript y minimizar el código de la página, mejora la carga con conexiones lentas. Todo un 2×1 para el SEO.

Conclusiones

Como acabas de ver, los factores SEO On Page son muchísimos y muy diferentes. Los buscadores se están centrando cada vez menos en factores simples y más en aspectos complejos como la usabilidad, la experiencia y los contenidos. Y no debes olvidar el contenido. Podemos ponerle las cosas fáciles a Google para que tenga en cuenta unas cosas más que otras. Pero el contenido es lo que al final hará que nuestro sitio tenga éxito o no.

En definitiva, se trata de lograr que el usuario encuentre un contenido de calidad, enriquecido con imágenes y enlaces, todo ello en el menor tiempo posible y con las mínimas complicaciones. Si trabajas bien todos los aspectos del SEO On Page, verás como mejora tu posicionamiento orgánico.

¿Has utilizado correctamente los 10 factores que hemos visto? ¿Te han ayudado al posicionamiento de tu sitio web? Si es así, cuéntamelo en los comentarios.

Social Shares

Related Articles

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar