LOADING

6 consejos para establecer tu plan de contenidos

5 consejos para establecer tu plan de contenidos

Seguramente ya hayas oído hablar muchas veces del famoso mantra de que “el contenido es el rey”. Aunque no se trata de una verdad absoluta (de hecho, en SEO nunca las hay), sí es cierto que una estrategia de contenidos es esencial para cualquier blog, sea personal o de empresa.

En estos tiempos en que casi todo es digital, hay un exceso de contenidos disponibles en la red, incluso en nichos de los que probablemente nunca hayas oído hablar. Por desgracia, esta saturación de contenidos o “infoxicación” hace que sea imposible gestionarlo todo; incluso a los buscadores muchas veces les resulta difícil filtrar el contenido de calidad de lo que sólo pretende conseguir un enlace o promocionar cosas que no necesitamos.

A pesar de todo el spam que inunda Internet, el contenido de calidad sigue siendo una pieza fundamental que puede ayudar y mucho al posicionamiento web de tu negocio. Pero para hacerlo de manera efectiva, se necesitan dos cosas: consistencia y un enfoque estratégico para la creación de contenido.

¿Por qué debes hacer una planificación de contenido?

La principal razón por la que deberías hacer una cuidadosa planificación de tus contenidos es meramente organizativa, ya que es conveniente saber qué temas preocupan a tu audiencia y cuándo es el mejor momento para publicar contenidos acerca de ese tema.

Por un lado, aunque la frecuencia de publicación no afecte directamente al ranking, hay muchas otras razones por las que merece la pena planificar y ser consistente con el proceso de creación y publicación de contenido. Sea porque quieres publicar un boletín de noticias, o simplemente quieras mantener su blog actualizado y tener algo que compartir en tus redes sociales. O tan solo para que tus usuarios sepan cuándo esperar alguna novedad en tu blog.

Por otra parte, creo que resulta obvio que la calidad del contenido debería predominar sobre la cantidad. Si publicas contenido mediocre de forma regular con la intención de “engañar” a Google para que te posicione frente a la competencia, estás perdiendo el tiempo. Así que párate a pensar en si realmente quieres publicar 2 posts semanales, de una calidad mediocre, que no te ayuden mucho a posicionar, o prefieres centrar tus esfuerzos en un contenido de calidad.

La mayoría de los profesionales de marketing coinciden en que seguir una estrategia de contenidos puede hacer crecer un negocio en Internet. Para ellos, crear contenido frecuentemente con un objetivo en mente no es una opción, es una necesidad.

6 consejos para planificar tu estrategia de contenidos

¿Qué significa crear contenido de calidad? A continuación te mostraré cinco consejos sobre cómo hacer una planificación de contenidos adecuada a tus objetivos.

Investigar a tu público objetivo

Crear contenido adecuado a tu público que les ayude a resolver sus problemas con consejos prácticos es difícil si no tienes una clara idea de a quién te diriges. Por eso, para crear contenido de manera consistente, el primer paso es conocer los problemas grandes y pequeños con los que se enfrenta tu público objetivo de manera regular.

Para ello visita foros de nicho, realiza encuestas entre los clientes y suscriptores existentes, sigue los principales blogs de tu nicho y, por último, pero no menos importante, analiza a tus competidores.

Si has hecho una investigación exhaustiva, tendrás una lista enorme de temas que interesen a tu público. Sin embargo, no vas a poder cubrir todos esos temas en tu blog. Crear contenido personalizado y de calidad conlleva un trabajo en los que invertirás muchas horas, así que lo normal es que quieras centrar tus esfuerzos en aquellos artículos que resuelvan un problema más comunes entre tu público.

Aquí es donde la investigación de palabras clave entra en juego. Para ello tienes muchas herramientas a tu disposición. Con Ahrefs, SEMrush, Ubersuggest, e incluso Google Trends puedes averiguar fácilmente cuál es el alcance de los temas que has identificado y decidir cuáles de ellos vale la pena incluir en tu planificación de contenidos.

Crear contenido con un propósito

Hacer contenido con un propósito significa hablar de un problema real que tu público objetivo tiene y cómo pueden resolverlo, generar conciencia de marca, fomentar la captación de clientes potenciales…

Está claro que cualquier negocio tiene varios objetivos que atacar con su estrategia de contenidos (seguramente todos los que he enumerado antes). Por tanto, tendrás que diversificar tus contenidos para abarcar los distintos objetivos.

Planifica tus contenidos con anticipación

Realizar un calendario editorial te permite controlar la frecuencia con la que publicas tus contenidos. El punto clave es la planificación anticipada, aunque el número de meses está abierto a debate. Si tienes suficientes recursos y la capacidad de cumplir con el programa, puedes planificar con seis meses de antelación o incluso un año. Sin embargo, en muchos casos, no es necesario y con tres meses es más que suficiente.

Por ejemplo, supongamos que publicas una o dos artículos cada mes y el tiempo promedio para producir cada uno (investigación de palabras clave, la redacción, la maquetación, las imágenes personalizadas, la promoción, la optimización del SEO) es de aproximadamente tres semanas.

Teniendo en cuenta los recursos disponibles (no todas las empresas cuentan con un redactor de contenidos), el tiempo para producir cada artículo y el número de artículos que publicas al mes, planificar con dos meses de antelación es suficiente para que nunca te quedes sin nada que publicar.

A medida que aumente el tiempo de producción, debes planificar con más de tres meses de anticipación, especialmente si estás haciendo mucha investigación, o tus contenidos cuentan con videos largos. Estos tipos de contenido tienen más probabilidades de retrasarse y aumentar el tiempo promedio de producción, lo que significa que deben programarse con mucha más antelación.

Subcontratar, ¿sí o no?

En algún momento, es posible que tengas que escalar la producción de contenidos o que tu negocio no tenga suficientes recursos para crear contenidos de forma frecuente. En esos casos, la contratación de un redactor de contenidos puede ser una buena inversión.

Pero externalizar parte del proceso de creación de contenidos no está exenta de riesgos, sobretodo si no se hace correctamente. Hay mucha gente que puede escribir bastante bien. Muchos de ellos tienen buenas habilidades de investigación y pueden crear artículos muy decentes sobre casi cualquier tema.

Sin embargo, no suele haber mucha gente con mucha experiencia personal que pueda dar consejos prácticos. Por ello, es necesario que cuentes con alguien que conozca tu sector y tu producto o servicio. De esa forma te aseguras de que el contenido sea auténtico.

Por otro lado, si te decantas por la producción interna de tus contenidos, es normal que pienses que cualquier empleado podría estar perfectamente cualificado para hablar de tus productos o servicios. Pero en ese caso, sería conveniente que contaras con alguien que tenga buenas dotes de redacción y conocimientos de SEO.

No descartes a los colaboradores invitados

Muchos blogs son reacios a publicar contenido de colaboradores invitados porque piensan que no tienen la suficiente calidad o creen que no se ajustarían bien a su audiencia. Sin embargo, los post invitados pueden ser una excelente oportunidad para complementar tu blog con temáticas nuevas o darle un punto de vista diferente al tuyo propio.

Y eso sin contar con las oportunidades de expandir tus contactos y conseguir enlaces de calidad hacia tu sitio web.

Para implementar bien los posts de invitados y evitar posibles malentendidos es conveniente que sigas algunas pautas:

  • Configura la página “escribe para nosotros” para describir el tipo de contenido que estás buscando. De esta forma, si alguien está interesado en publicar en tu blog, sabe de antemano cuáles son los requisitos.
  • Crea un formulario de contribución para solicitar la colaboración e inclúyelo en algún lugar de la página de colaboraciones. Puedes responder sólo a las personas con las que quieres trabajar, lo que elimina mucha comunicación innecesaria por correo electrónico.
  • Crea pautas detalladas de escritura y envíalas a cada autor invitado para que sepa cómo quieres que quede el post. Por ejemplo, cuántas imágenes pueden colocar, los enlaces a sus páginas, etc. De esa forma, los invitados pueden adaptarse a tu estilo.
  • No tengas miedo de decir “no”. No pierdas tiempo con propuestas que no te convenzan o con colaboradores que no respeten tus directrices. Se puede decir “no” con educación y tampoco hay que ser tajante. Aunque ahora no se ajusten a tus necesidades, puede que en un futuro te interese colaborar con ellos.

Si quieres ir un paso más allá, puedes incluso preparar resúmenes de contenido. Por ejemplo, los autores invitados que se inscriban en tu blog y estén dispuestos a escribir sobre un tema que tú les sugieras, obtendrán una lista de palabras clave primarias y secundarias para orientar sus publicaciones y una lista de las principales secciones sobre las que el artículo debería tratar.

Asegura la calidad del contenido

Algo que suele preocupar a los blogs cuando se pone el foco en el volumen es la calidad del contenido. A más artículos, menos tiempo para prepararlos, investigar sobre el tema a tratar, hacer una planificación de palabras clave, promoción…

La mejor manera de evitar que la calidad del contenido baje peligrosamente es establecer unas directrices detalladas (y atenerse a ellas). Estas reglas incluyen (pero no se limitan a):

  • Tono de voz. Por supuesto, tu estilo tiene que ser coherente y único en todos aquellos artículos que publiques.
  • Público objetivo. Siempre tienes que redactar con tu audiencia en mente, sus problemas y las posibles soluciones.
  • Política de enlaces (outbound links).
  • Directrices de formato
  • Las pautas visuales y el uso de contenidos ricos
  • Centrarse en los ejemplos y en los consejos prácticos. Es algo que tu audiencia seguramente agradecerá.

Si sigues estas pautas cada vez que prepares un nuevo artículo, te asegurarás de que la calidad no se vea mermada.

Cuando todo esto se hace como parte de una fuerte estrategia de marketing de contenidos, los resultados no tardarán en verse.

Social Shares
4 1 voto
Valora este post
Suscribirse
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar