LOADING

La web semántica y las nuevas tendencias en búsquedas: cómo afectan al SEO

La web semántica y las nuevas tendencias en búsquedas

La Web lleva con nosotros casi 30 años y ha transformado de tal manera nuestro día a día que no concebimos un mundo sin ella. No solo tenemos acceso a toda la información. También podemos comunicarnos, comprar o trabajar desde cualquier parte del mundo.

Sin embargo, a medida que se ha ido desarrollando, también han crecido los problemas. Con la cantidad de información disponible en la red, encontrar lo que buscamos se ha vuelto complicado.

En algunos foros ya se habla de los nuevos cambios y la Web semántica. ¿Pero en qué consisten exactamente estos cambios?

Acompáñame en este artículo para descubrir qué es la web semántica y cómo ha cambiado el panorama de internet en los últimos años.

La Web semántica

Según el diccionario, la semántica es la ciencia que estudia el significado de las palabras y expresiones del lenguaje. Aplicando esta definición al mundo online, podemos decir que la semántica pretende dotar a la Web de un significado que las máquinas puedan interpretar para hacer la información más accesible al usuario.

El concepto en sí no es algo nuevo. Ya en los inicios se planteó la idea de una Web en la que usuario y máquina pudieran interactuar. Lo que ocurría es que, en un principio, la Web se basaba en poco contenido, distribuido en unos cuantos sitios. Y no hacía falta ningún sistema que lo organizara porque todos sabían donde podían encontrar la información que buscaban.

Pero al tiempo que los contenidos crecían, se hizo necesaria una forma de clasificarlos y ponerlos al alcance de los usuarios. Por esta razón nacieron primero los directorios y luego los buscadores. Y han resuelto muy bien el problema hasta hace relativamente poco.

Hoy en día, los usuarios estamos expuestos a tal saturación de contenidos que se hace imposible procesar tanta información (lo que se conoce como “infoxicación”). Este fenómeno está provocando serios problemas para encontrar aquello que realmente nos resulta útil.

Así que, si queremos que internet siga siendo útil, hay que mejorar la experiencia del usuario. Y esto pasa por un cambio en la forma de construir la web para hacerla más legible a los buscadores y las aplicaciones.

Cómo han evolucionado las búsquedas

La saturación de contenidos no es el único factor que está provocando estos cambios. En parte, se deben a que las tendencias en búsquedas también han cambiado. Ya no buscamos igual que hace una década.

De modo que, para entender mejor la necesidad de este cambio, vamos a ver cómo ha evolucionado nuestra manera de buscar y acceder a la información.

De palabras clave a frases complejas

Seguramente el primer cambio que me llama la atención es que utilizamos preguntas y frases más complejas al hacer nuestras búsquedas. Hace unos años, utilizábamos términos muy concretos, como “hotel barato londres”, que se identificaban con palabras clave.

Pero hoy en día, cada vez es más raro hacer este tipo de búsquedas, más propias de robots que de seres humanos. En su lugar, utilizamos frases como “cuál es el mejor restaurante en Madrid” o “qué tiempo hará mañana”.

Este cambio de tendencia se debe, en parte, a la creciente cantidad de búsquedas que realizamos con nuestros móviles. En estos dispositivos solemos ser más específicos con nuestras consultas. Además, desde que nacieron las búsquedas por voz, nuestro lenguaje se ha vuelto más natural a la hora de buscar.

El problema con este tipo de consultas, que no siempre coinciden exactamente con palabras clave, es que son más difíciles de procesar por los buscadores. Y desde entonces empezaron a surgir ambigüedades en los resultados.

Por eso, no es de extrañar que Google lleve varios años investigando y desarrollando tecnología de inteligencia artificial para que sus algoritmos puedan interpretar las frases y devolver unos resultados más óptimos. Dos son los principales protagonistas: Colibrí y Rank Brain. Os los voy a presentar…

Colibrí: el algoritmo de Google

Hemos oído hablar tanto del Panda y del Pingüino que muchas veces pensamos que no hay más animales en el zoo de Google. Pero desde que en 2010 se lanzó Caffeine, la mayor actualización del buscador ha sido Colibrí.

¿Qué lo diferencia de otras actualizaciones del algoritmo? Mientras la mayoría afectan a la indexación del contenido, Colibrí se centra principalmente en la clasificación de los resultados que deben mostrarse. Es decir, es quien decide qué resultado es más relevante para el usuario y, por tanto, será el primero en la SERP.

Google Hummingbird

Su nombre oficial es Hummingbird (Colibrí en inglés) y surgió en 2013 para intentar resolver las consultas más complejas que los usuarios estaban utilizando cada vez con más frecuencia. Antes de Hummingbird, el algoritmo procesaba las búsquedas palabra por palabra, sin tener en cuenta el conjunto.

Pero los resultados no siempre tenían que ver con lo que los usuarios habían pedido. Así que Google reescribió el algoritmo para que pudiera interpretar toda la frase y entender qué es lo que el usuario estaba buscando exactamente para mostrar los resultados adecuados.

Rank Brain: la inteligencia artificial de Google

Pero, aunque el Colibrí es muy rápido procesando las frases de los usuarios, muchas veces se queda corto a la hora de interpretar consultas que nunca antes se habían hecho. Y aquí es donde entra el juego nuestro segundo protagonista, Rank Brain, un software de inteligencia artificial que Google ha creado para manejar búsquedas más complejas y subjetivas.

Rank Brain no es solo una actualización; ni siquiera es un nuevo algoritmo. Se trata de un sistema de machine learning. Una máquina capaz de aprender las preferencias de un usuario para interpretar sus búsquedas y mostrar los resultados adecuados.

Google lleva algún tiempo utilizando esta tecnología para:

  • Entender las relaciones que existen entre sinónimos. Hasta no hace mucho, al buscador le costaba conectar dos palabras diferentes pero con mismo significado. Hoy en día, es capaz de relacionar términos muy distintos como lo haría un ser humano.
  • Desambiguar búsquedas. Por ejemplo, si buscamos la palabra “colonia” podemos obtener distintos resultados: un tipo de perfume, una ciudad alemana o un conjunto de seres vivos. Esto era un fallo muy común, pero Rank Brain puede deducir a qué significado nos referimos.
  • Responder cuando hacemos una pregunta directa al buscador a través de nuestros móviles.

Aunque parezca sacado de una película de ciencia ficción, la verdad es que todo esto ya está pasando. Si no te lo crees, sigue atento porque voy a mostrarte algunos ejemplos.

Knowledge Graph

El Knowledge Graph (o Gráfico de Conocimiento) es un sistema que Google utiliza para darnos resultados más precisos cuando realizamos una búsqueda muy concreta. Para saber más, ¿por qué no buscamos en Google? A ver qué nos dice:

Google Knowledge Graph

Te habrás dado cuenta de que el primer resultado no aparece de la forma habitual, sino como una ventana que muestra directamente la definición. Esto es lo que llamamos una Rich o Direct Answer (en español, respuesta directa).

Featured Snippets

Este tipo de resultados están dentro de lo que Google denomina Featured Snippets y no aparecen solo ante términos concretos, como si buscáramos en un diccionario. Google también nos las muestra cuando le hacemos una pregunta directamente.

Knowledge box sobre hamburguesa

El buscador entiende que queremos información acerca de hamburguesas. Pero no cualquier información, sino saber cuántas calorías tiene. Es capaz de relacionar semánticamente ambos términos (“hamburguesas” y “calorías”) para procesar la respuesta. Por eso nos devuelve el resultado exacto a nuestra consulta.

Pero lo que destaca no es solo el hecho de no tener que entrar en la página para obtener la información que buscamos, sino también porque estas Featured Snippets pueden variar dependiendo del contexto.

Mira qué ocurre cuando buscamos “quien es el director de la real academia”.

Knowledge Graph de la RAE

Si te das cuenta, en ningún momento he escrito la palabra “española”, pero el resultado hace referencia a la Real Academia Española. Esto es porque el buscador tiene información suficiente como para deducir que me refería a ésta y no a otras (como mi localización, idioma del navegador, historial de búsquedas…).

A pesar de todo, Google todavía no ha implementado al 100% este tipo de resultados. Por ahora, es poco habitual que nos aparezcan, ya que el sistema todavía se está mejorando.

Pero la tendencia será mostrarlos con mayor frecuencia. Este estudio de Stone Temple (en inglés) demuestra que, en la primera mitad de 2015, ya creció el número de resultados con Featured Snippets.

¿Cómo afecta todo esto al SEO?

A estas alturas ya te habrás dado cuenta de la magnitud de los cambios, y te estarás preguntando, ¿como va a afectar todo esto al SEO de mi web? ¿Qué puedo hacer para que mis resultados aparezcan en estas primeras posiciones?

Por supuesto, las palabras clave seguirán siendo importantes para posicionar. Pero con la saturación de contenidos en internet, no será suficiente. Seguro que habrán muchas otras webs que traten una temática similar intentando posicionar con la misma palabra clave que tú.

Tendrás que dar un paso más para decirle a los buscadores de qué va exactamente tu web. Y esto lo debes hacer desde un punto de vista semántico, claro está. Por ejemplo, utilizando sinónimos y otras palabras relacionadas con tu temática, de forma que los buscadores identifiquen tu contenido con esa temática.

Además, es recomendable que lo hagas también desde un punto de vista técnico mediante el marcado de datos. Esto puedes hacerlo por dos vías:

  • Datos estructurados (recomiendo usar Schema.org).
  • Marcado de datos desde Search Console.

Pero no me quiero enrollar en este post explicando cómo implementar el marcado de datos. En otro artículo más técnico que estoy preparando voy a detallarlo paso a paso.

También ganarán importancia otros factores, como la localización o las preferencias del usuario. Son factores que ya se tienen en cuenta, sobretodo desde dispositivos móviles, pero que van a tener mayor peso a la hora de ordenar los resultados de búsqueda.

Como puedes ver, los cambios que se están produciendo y los que todavía se avecinan serán importantes y cambiarán la forma de hacer SEO. No serán inmediatos, pero tendremos que estar preparados para aprovechar al máximo el potencial que ofrecen las nuevas funciones como las Featured Snippets.

Social Shares

Related Articles

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario. Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar